3 cosas que aprendí de los programas de cocina para ser mejor diseñadora UX

0 Shares
0
0
0
0
0

No lo puedo remediar. Los programas de cocina tipo “Pesadilla en la cocina” simplemente los adoro. No me pierdo ni un programa de ninguna temporada de la versión española con Alberto Chicote o los de Gordon Ramsay.

Y es que aparte de todo lo culinario, que también se puede aprender mucho, me he dado cuenta que puedo mejorar como diseñadora siguiendo sus consejos.

Si creo el paralelismo entre un negocio de cocina y un producto digital, puedo obtener grandiosas lecciones.

¿No me crees? Pues vamos a empezar por la primera lección:


1. LA PRIMERA IMPRESIÓN ES LO QUE CUENTA

Y que se lo digan a esos cientos de bares que se mueren en algunas calles de España.

En estos programas siempre el presentador toma detalle de cómo es la fachada, de cómo está la carta presentada y escrita en la puerta, cómo están las mesas, cómo están vestidos los camareros…. Todo cuenta para la decisión del usuario.

Muchas veces este es un punto por el cual no ganan clientela (especialmente si están en una buena localización con muchas más opciones de restaurantes) y es sumamente fácil remediar este error.

¿No te ha pasado nunca que cuando visitas una nueva ciudad siempre evalúas los restaurantes a simple vista? ¿O cuando estás pensando dónde ir a comer ves algún sitio que destaque entre los demás por algo de su exterior?

Simplemente porque se ven descuidados, los carteles no están escritos correctamente o son confusos y no parecen limpios ni organizados, decides elegir otro lugar para cenar. Y esto es lo mismo que puede pasarte como diseñador.

Todavía recuerdo un programa en el que Chicote critica un bar porque la fachada exterior estaba pintada de marrón y dijo que parecía que estaba de camuflaje porque no destacaba en absoluto con el entorno del lugar.

Así que, encuentra un estilo propio o algo llamativo único para la “fachada” de tu producto, no olvides que tu producto puede estar en una calle muy concurrida como puede ser Facebook. Y no querrás que parezca “camuflado”, ¿verdad?

Así que revisa lo siguiente para mejorar tu producto:

– ¿Los servicios que ofrece el producto están bien explicados y de manera clara?

– ¿Tu página web o APP tiene faltas de ortografía?

– ¿Tu producto está organizado y limpio?

– ¿Tu producto parece profesional y de buena calidad?

– ¿Tu producto tiene algo que llame la atención sobre los demás?


2. MENOS ES MÁS

En muchos programas, los presentadores, prestan mucha atención a la carta con todos los platos que ofrece el restaurante. Necesitan saber qué tipo de restaurante es (asiático, italiano, etc) y la filosofía que llevan detrás.

Básicamente entender si tienen algo especial, cuál es su punto fuerte.

Siempre está ese bar que ofrece de todo pensando que así contentarán a sus clientes. Y es cuando los presentadores se encuentran con cartas de menú que parecen libros incunables. Aparte de la mala organización en la mayoría de ellos, el usuario se queda confuso y sin saber qué quiere comer después de leer (y aburrirse) durante horas.

Como diseñador debes ofrecer en la portada el punto fuerte, por lo que es innovador y diferente tu empresa.

¿Cuál es el plato estrella de la APP que estás construyendo? ¿En qué es especial la empresa para la que tienes que crear una plataforma? Localízalo y apuesta. Basa todo tu producto entorno a esa característica única.

¿Sabías que muchas empresas de alto nivel se basaron en crear sus productos en solo una característica? Es la misma clave por la cual vamos a ciertos restaurantes. Está claro que estos restaurantes también nos ofrecen otros platos, pero tienen un plato estrella que los hacen famosos. Y que incluso viajamos kilómetros para degustarlos.

Revisa esta lista:

– ¿Tu producto realza su plato estrella?

– ¿Tu producto promete las expectativas?


3. MI COCINA ES MI REINO

Una de mis partes favorita del programa es cuando enfoca las cocinas al más mínimo detalle. Cuando entran a ver las cámaras de frío, el almacén, revisan el aceite de la freidora, el estado de los utensilios…

Tu almacén es tu organización y limpieza en las carpetas de Google Drive. Tus herramientas son tus programas de edición, tus extensiones de Chrome, tus cuadernos y post its. Tu cocina es tu Sketch file, tus carpetas ordenadas y todos los plugins bien instalados listos para usarlos. Tu mural de comandas es tu Trello con todos los proyectos.

Todo esto es un reflejo de tu manera de trabajar.

A nadie le gusta entrar en una cocina y ver que todo está descuidado.

Revisa tu cocina lo antes posible:

– ¿Usas las últimas herramientas más recomendadas?

– ¿Tienes todos tus programas al día en licencias?

– ¿Cuándo fue la última vez que hiciste un tutorial?

– ¿Tienes un sistema de orden en tus archivos almacenados?

– ¿Tienes tu sistema de management al día?

Espero que te haya gustado este nuevo artículo, te espero para el siguiente muy pronto.

0 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.